La novela histórica es un género literario que se ha visto impulsado en estos últimos años gracias no solo a la proliferación de grandes escritores especializados, sino al aumento del interés por la historia que se ha producido en los lectores recientemente.

Hace tiempo que desde Libros de Historia nos hemos auto-impuesto la labor de contribuir a la difusión del conocimiento de la Historia a través de títulos y autores de gran relevancia y autoridad en la materia. Sin embargo, también somos conscientes de que no a todo el mundo le gusta leer libros de ensayo y por ese motivo pensamos que una gran forma de divulgar y enganchar a esos nuevos lectores ávidos de conocimiento puede ser a través de la literatura, la diversión y el entretenimiento. Con ese fin hemos creado esta nueva sección en la que, como siempre, continuaremos hablando de historia, aunque en esta ocasión lo haremos de una manera un tanto diferente: a través de libros de ficción, o lo que sencillamente se conoce como novela histórica

En todo momento trataremos de que los títulos que os recomendemos sean puestos en relación con los periodos históricos a los que hagan referencia y además, siempre que sea posible, recomendaremos títulos de ensayos y autores que complementen estas lecturas y permitan a nuestros lectores conocer un poco más el mundo en el que viven sus protagonistas.

Para empezar, hemos preparado una pequeña selección con algunas de nuestras novelas históricas recomendadas. Una serie de clásicos que, sin pretender hacer un ranking sobre cuáles son las mejores novelas históricas, consideramos de imprescindible lectura para cualquier amante del género.

Umberto Eco, Mika Waltari, Robert Graves, Noah Gordon, Lev Tolstói, Alexandre Dumas, Ken Follett, Amin Maalouf y Miguel Delibes han sido los autores seleccionados para inaugurar esta nueva estantería virtual en nuestra biblioteca histórica. Todos ellos grandes autores que han sabido plasmar la historia a través del misterio, la aventura, el romanticismo y el drama,… de manera que llegue a todo tipo de lectores, contribuyendo así a la difusión del conocimiento y la pasión por la Historia.

Si puede o no aprenderse historia a través de la Novela Histórica es un debate que siempre ha existido. Desde nuestro punto de vista no hay duda alguna. Pensamos que a través de la ficción puede aprenderse mucha historia siempre y cuando, el lector, mantenga una mirada crítica y no olvide en ningún momento que esta leyendo un libro de ficción. Es decir, que muchos (y probablemente la mayoría) de los hechos y acontecimientos que se nos cuentan serán producto de la imaginación del escritor, que habrá sabido enmarcar su historia y sus personajes, de mejor o peor manera, en un escenario histórico concreto.

La reconstrucción que realiza Umberto Eco de la vida monástica en una abadía benedictina del siglo XIV en El Nombre de la Rosa resulta admirable y nos aporta enormes conocimientos de la época, al tiempo que nos divierte, en una trama repleta de misterio, crímenes y aventuras. De igual modo, Mika Waltari nos introduce de forma magistral en el fascinante mundo del Egipto de los faraones en su fantástica Sinuhé, el Egipcio; y Robert Graves dibuja en Yo, Claudio un relato tan fiel a los hechos que nos permite descubrir un periodo de la Historia del Imperio Romano desde un punto de vista completamente diferente al que cualquier libro de ensayo nos podría dar.

Lo mismo ocurre con el resto de títulos que recomendamos anteriormente, por centrarnos en títulos concretos. Quien haya leído El Médico de Noah Gordon, Guerra y Paz de Tolstoi, El Conde de Montecristo de Dumas, Los Pilares de la Tierra de Ken Follett, León el Africano de Amin Maalouf o El Hereje de Miguel Delibes sabe de primera mano que no solo estamos ante meras novelas escritas para entretener y que, más allá de la veracidad de los hechos, nos impregnan de una atmósfera y un ambiente histórico que nos ayuda a vislumbrar en cierto modo como era el mundo descrito en cada una de estas obras. Podríamos por tanto decir que la Novela Histórica nos traslada al pasado y nos aporta una visión temporal que complementa y enriquece la información más verídica y académica que descubrimos en el ensayo histórico.

Además de todo lo anterior, en Libros de Historia somos defensores de la novela histórica porque creemos que ofrece el entorno ideal para introducirse y aficionarse por la Historia de una manera amena y divertida, sin demasiados datos y fechas que puedan asustar y amedrentar al lector más incauto. La Novela Histórica es un género que en uno u otro momento empujará al lector a la búsqueda de ensayos y libros académicos más «serios», en los que saciar su curiosidad por aquellos periodos en los que se ambientan sus libros y novelas favoritos. A partir de ahí, la Historia tiene mucho ganado y es que, una vez te atrapa, ya no suelta tan fácilmente.